Sobre este punto nos inspiramos de las palabras de Jung: “Los dioses se han convertido en enfermedades”. Jung nos muestra que la causa formal de nuestras dolencias y anomalías son personas míticas; nuestras enfermedades mentales no son imaginarias, sino imaginales (Corbin). De hecho, son enfermedades de la fantasía, sufrimientos de las fantasías, de realidades míticas, la encarnación de eventos arquetípicos

James Hillman